Arquitecto | Taller | Jansteel
 

La labor realizada sobre el metal es una de las actividades más antiguas que existe en la industria humana. Por tal motivo, ha sido adaptada y mejorada de acuerdo a cada cultura y región.

Por lo que hoy es posible que encontremos diferentes maneras y herramientas para trabajar sobre este material, sobre todo por los avances tecnológicos que han permitido innovar en todos los sectores de la industria.

De este modo, la carpintería de acero representa una pieza fundamental en las principales manufacturas. Ya que permiten la elaboración de diversos trabajos, por ejemplo, fabricación de puertas y ventanas.

Por eso, en esta nota queremos enfatizar cuáles son los principales beneficios de este tipo de trabajos.

 

 

Carpintería de acero: ¿Cuáles son sus principales ventajas?

El acero es el material de carpintería con mayor potencialidad. Veamos porqué:

 

● Se obtiene un resultado más duradero

Uno de los principales beneficios que brinda la labor de construcción sobre acero, es que se garantiza un trabajo más duradero. Ya que el acero o el acero inoxidable es un material muy resistente y con una gran nivel de durabilidad en el tiempo.

Principalmente, por su firmeza ante la corrosión y a la humedad, ya que hablando del acero inoxidable, cuenta con cromo que crea una capa que, a su vez, impide la corrosión. En el caso del acero convencional, el materiañ viene galvanizado, y con el posterior lacado garantiza una lata durabilidad en el tiempo. Adenás, requiere un bajo mantenimiento, lo que nso asegura que tendremos una estética duradera.

 

● El acero inoxidable no genera gérmenes

El acero es un metal higiénico que permite brindar un acabado de limpieza y brillantez, sobre todo por el nivel de ausencia de porosidad que presenta la superficie. Lo que a su vez, impide la acumulación, apego y conservación de gérmenes sobre la misma.

 

Precisamente por eso, la carpintería sobre acero suele utilizarse con mayor frecuencia en la fabricación de complementos en las cocinas, así como en aplicaciones para la industria gastronómica.

Además, al ser un metal de fácil limpieza, nos garantiza que podremos conservar el aspecto original de la superficie durante años. Siendo inalterable, así que podremos utilizar productos de limpieza sin alterar las características del metal ni la firmeza del trabajo de carpintería.

 

● Se logra un acabado resistente

El acero o el acero inoxidable suele ser uno de los metales más utilizados en la industria de la carpintería por su grado de resistencia. Lo que permite trabajarlo para construcciones de gran escala. Tales como instalaciones comerciales, objetos y decoración, barandas, vallas, y por supuesto, puertas y ventanas de edificaciones.

Y es que su nivel de resistencia le aporta firmeza a la hora de golpes y rozaduras.

 

● Carpintería de alta resistencia

Ante agentes externos, tales como inclemencias térmicas, o bien ataques vandálicos, con armas de fuego o por la propia consecuencia de los incendios.

 

● Se consiguen superficies ligeras, pero sólidas

Y para finalizar, entre las ventajas más resaltantes de este tipo de trabajos de carpinterías, es que los perfiles de acero y de acero inoxidable son extremadamente esbeltos. Su estética es muy atractiva con lo que predominan las superficies acristaladas y con ello la transparencia y la entrada de luz a los edificios.

 

Por estas ventajas, la carpintería de acero es de los trabajos más utilizados en la industria manufacturera.

● Se consiguen superficies ligeras, pero sólidas

Y para finalizar, entre las ventajas más resaltantes de este tipo de trabajos de carpinterías, es que el acero inoxidable es de peso ligero. Por eso, las empresas y constructoras lo prefieren a la hora d