¿Cómo limpiar el acero inoxidable? Los 4 mejores trucos

Abr 5, 2022

¿Cómo limpiar el acero inoxidable? Los 4 mejores trucos

El acero inoxidable es uno de los materiales más usados en la fabricación de electrodomésticos, joyas, tubos de escape de coches y motos, fachadas de edificios, ventanas y puertas. Es un material muy fuerte y seguro ya que es resistente a la corrosión y su vida útil es muy larga. Para que la vida útil pueda ser larga, es fundamental aportarle un buen mantenimiento, por eso, es de gran importancia saber como limpiar el acero inoxidable.

Muchos de los elementos que tienes en casa, como por ejemplo las ventanas o puertas, pueden estar perfiladas con este material debido a sus numerosos beneficios. A pesar de que es un material muy resistente, hay que tener siempre en cuenta la importancia de su correcto mantenimiento.

Te recomendamos limpiar el acero inoxidable con los productos adecuados para ello. Por ello, te vamos a contar todos los trucos para la limpieza del acero inoxidable, y descubrirte qué productos no puedes usar nunca en la limpieza de este tipo de material ya que sino perdería sus propiedades y se reduciría considerablemente su vida útil.

Trucos para limpiar el acero inoxidable

A pesar de que existen muchos mitos sobre cómo se puede limpiar el acero inoxidable y, que muchas personas dan consejos sin tener el total conocimiento, podemos decir que tenemos la fórmula definitiva para que puedas limpiarlo manteniendo al máximo sus propiedades.

Usa una bayeta con jabón y agua tibia

Para la limpieza de acero inoxidable en perfiles de ventanas o puertas, te recomendamos usar una bayeta de microfibra con un poco de jabón. Se puede utilizar tanto agua fría como caliente, aunque te aconsejamos que el agua sea templada para que su eficacia sea máxima.

En caso de no tener, la bayeta de microfibra puede ser sustituida por una esponja, pero nunca por un estropajo ya que sino este rayaría el acero inoxidable desgastando el producto. Este truco también puedes utilizarlo para la limpieza de cristales.

Limpiadores en gel, los mejores aliados para la limpieza del acero inoxidable

El jabón que se utiliza para la limpieza del acero inoxidable suele ser un gel de textura cremosa. De hecho, los más efectivos suelen ser los jabones que se utilizan para el lavavajillas. Estos geles son específicos para dar brillo y hay que dejarlos actuar unos 20 minutos, aproximadamente antes de la retirada del producto.

Si lo que quieres es llegar a una limpieza más profunda, entonces puedes utilizar una mezcla de jabón con amoniaco y aplicarla directamente con un trapo o bayeta de microfibra.

Limpiadores con bioalcohol para el acero inoxidable

Una buena opción para limpiar las cosas que son de acero inoxidable es utilizar productos que tengan bioalcohol, ya que estos además de limpiar devuelven el brillo a tus objetos. Además, estos productos se utilizan después de haber limpiado el objeto con jabón y una bayeta de microfibra o una esponja que no raye las superficies.

Limpiadores que contengan pH neutro

Los limpiadores que contienen pH neutro son un desinfectante que limpian en profundidad y se suelen utilizar mucho en la limpieza de las cocinas y aseos. Estos productos contienen un dosificador para que utilices la dosis exacta y así no desaprovechar nada de producto.

Los productos que contienen pH neutro son los mejores para limpiar el acero ya que no deterioran este material. Además de los productos que hemos visto para limpiar correctamente el acero inoxidable puedes utilizar otros como, por ejemplo:

  • Vinagre diluido en agua para eliminar la cal.
  • El zumo de limón para dar brillo.
  • Bicarbonato sódico con café.
  • Sosa o carbonato sódico con té.

Productos que no debes usar nunca en la limpieza del acero inoxidable

Tras haber visto todo lo que sí tienes que hacer para un perfecto cuidado, mantenimiento y limpieza, es importante que conozcas qué productos y utensilios no se pueden utilizar a la hora de limpiar algunos productos de acero inoxidable como por ejemplo los perfiles de puertas y ventanas.

Los detergentes en polvo

Los detergentes en polvo se utilizan principalmente para eliminar manchas, quitar grasa y demás suciedad que haya en un objeto. Este tipo de detergente se utiliza mucho en el lavado de la ropa, especialmente, la de color blanco.

Aunque para limpiar la ropa blanca los detergentes en polvo sean un producto idóneo, para la limpieza del acero inoxidable no es bueno ya que el grano de este producto lo deteriora y lo termina rayando con el paso del tiempo.

Productos desinfectantes y lejías

Los productos desinfectantes y lejías, incluso todos aquellos que contienen cloro o sustancias similares, no son apropiados para la limpieza del acero inoxidable debido a que dan lugar a la corrosión de este material. Por ello, es importante mirar bien los componentes de los productos de limpieza que se utilizan y desechar aquellos que contengan cloruros o lejía en la limpieza del acero inoxidable.

Estropajos de acero inoxidable

Para la limpieza de acero inoxidable es super importante saber que no se pueden utilizar estropajos de acero inoxidable debido a que se puede rallar el propio material. Por eso, para limpiarlo de la manera correcta, debes usar esponjas o bayetas como anteriormente ha sido mencionado.

Como ves, limpiar productos hechos de acero inoxidable es muy sencillo, solo tienes que tener en claro que productos puedes usar y cuáles no. Los materiales que utilizamos en Jansen como el acero inoxidable 304, aceros inoxidables austeníticos, cromo níquel y óxido de cromo se pueden limpiar con esponjas o bayetas con jabón y agua tibia, limpiadores en gel, limpiadores con bioalcohol y limpiadores con pH neutro. Esperamos que, con estos consejos, los perfiles de tus ventanas y puertas estén siempre en perfecto estado.