Aislamiento térmico y acústico: importancia y beneficios

Abr 5, 2022

Aislamiento térmico y acústico: importancia y beneficios

Cuando se realiza la obra de una casa o de un local, se suele pensar principalmente en aspectos como la fontanería, la luz, el suelo, las puertas, el color de la pintura y la decoración que viene después de todo eso. Sin embargo, pocas veces se nos viene a la cabeza el aislamiento térmico y acústico, pero el hecho de tener tu casa o tu local aislado es algo que agradecerás en poco tiempo.

Cuando no estás involucrado en el mundo de las reformas o de las obras, es normal que no estés al tanto de muchas de las cosas que puedes incluir en la transformación de tu espacio. Por eso, siempre es conveniente que, llegados a este punto, acudas a profesionales. Probablemente  nunca antes te lo hayas planteado, pero incluir el aislamiento térmico y acústico (por ejemplo, mediante un cerramiento) puede ser una de las mejores ideas a la hora de remodelar tu casa o local por las múltiples ventajas que este presenta.

¿En qué consiste el aislamiento térmico?

Antes de entender la funcionalidad y cómo se llega a instalar en tu casa o en cualquier otro lugar un aislamiento térmico y acústico tienes primero que conocer en qué consiste cada tipo de aislamiento por separado. 

El aislamiento térmico es definido por la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes (ANDIMAT) como la capacidad de controlar la transmisión de calor cuando se desea que no exceda ciertos límites. Este aislamiento es el culpable de que exista una cantidad de calor o de refrigeración necesario en los edificios. Es decir, que exista una temperatura de confort depende, en buena medida, de cuál sea el nivel de aislamiento térmico.

El aislamiento térmico es algo que no se ha tenido muy en cuenta en nuestro país. En España más de la mitad de los edificios no gozan de la protección térmica adecuada, con las consecuencias que eso conlleva. Por ende, es necesario acometer una rehabilitación energética para lograr disminuir su consumo de energía.

¿Qué es el aislamiento acústico?

El aislamiento acústico se define como el conjunto de materiales, técnicas y tecnologías desarrolladas para aislar o atenuar el nivel sonoro en un determinado espacio. Para ello se actúa sobre las paredes (aislamiento de paredes) y de las ventanas (doble acristalamiento acústico).

El concepto de aislar en sí supone impedir que un sonido penetre en un medio o que salga de él. Por eso, cuando se instala un sistema de aislamiento se usan tanto materiales absorbentes como materiales aislantes. Cuando la onda acústica índice sobre un elemento, hay una parte de la onda que es reflejada, otra es absorbida y otra se transmite al otro lado. Cuanto mejor sea el aislamiento, mayor cantidad de energía será absorbida y menos transmitida.

Ventajas del aislamiento térmico y acústico

El aislamiento térmico y acústico es aquel que es capaz de aislar del frío y el calor y también del ruido exterior o interior (insonorización). Para ello existen materiales aislantes y técnicas de aislamiento como son la lana de roca o los sistemas de doble acristalamiento, que te permiten disfrutar de numerosas ventajas. 

Se reduce el ruido exterior

Una de las ventajas del aislamiento acústico es que reduce el ruido exterior. Si vives en ciudad, esta es una gran ventaja. Se sabe que el ruido de la ciudad es una de las causas que predispone o agrava las situaciones de estrés, por lo que poseer un espacio aislado de dicho ruido, te ayudará a tener un espacio en el que sentir la calma.

Produce un ahorro de energía

Gran parte del gasto energético de calefacción o aire acondicionado ocurre por pérdidas de calor. El aislamiento térmico permite mantener de forma estable la temperatura de un espacio. Esto se traduce en un ahorro de energía, y por ende, económico en tu factura de luz y gas.

El aislamiento térmico y acústico protege frente al frío

El aislamiento térmico limita la pérdida de calor. Por lo que, en los días fríos de invierno mantiene la temperatura interior de tu espacio a pesar de las bajas temperaturas exteriores. Se crea una temperatura dentro del espacio mucho más cálida que en cualquier otro espacio convencional sin ningún tipo de aislamiento.

Se reduce la contaminación ambiental

La contaminación ambiental es la presencia de componentes nocivos (ya sean químicos, físicos o biológicos) en el medio ambiente (entorno natural y artificial) que supongan un perjuicio para los seres vivos que lo habitan, incluyendo a los seres humanos. El aislamiento térmico y acústico reduce el uso de combustibles para mantener el calor en los espacios, así como la contaminación acústica, reduciendo los sonidos que acceden a tu espacio. Por tanto, implantar un sistema de aislamiento térmico y acústico es una forma de cuidar el planeta.

El aislamiento térmico y acústico son dos técnicas que mejorarán tu espacio. Harán de él un sitio más confortable, manteniendo su temperatura de forma estable y evitando el molesto ruido exterior. Pero además, reducirán el consumo energético de tu hogar, así como tu gasto económico. No hace falta que esperes a realizar una reforma para implantarlos. En Jansen, conocemos un montón de técnicas y de materiales aislantes que pueden utilizar para realizar un aislamiento sin tener que recurrir a una gran obra de infraestructura. Si has quedado convencido de las numerosas ventajas que tienen estos sistemas, no dudes en recurrir a nosotros para que te expliquemos tus posibilidades y puedas empezar a disfrutar de ellas.