Importancia de las puertas cortafuegos

May 9, 2022

Las puertas cortafuegos pasaron de no existir a ser reglamentarias para todos los edificios públicos, centros comerciales, garajes, oficinas etc. Por hacer una comparación, las puertas cortafuegos en los edificios son como el cinturón de seguridad que nos ponemos en el coche, que hasta hace pocos años no era obligatorio, pero al ver su eficacia para ayudar a salvar vidas se ha establecido como obligatorio.

El objetivo de las puertas contra incendios, como bien su nombre indica, es impedir la propagación de un incendio lo máximo posible dentro de un edificio.

Beneficios de las puertas cortafuegos

Como hemos dicho anteriormente, estas puertas no se instalan por capricho sino por seguridad, ya que no solo impide el paso del fuego que es lo más peligroso, sino que nos protege de otros peligros que tienen los incendios y que suelen pasarse por alto.

Estas puertas también cumplen funciones como:

Aislante de humo 

Una de las funciones más importantes que tienen también es que no deja que el humo pase a través de ellas. Esto es de suma importancia ya que el humo en los incendios causan más muertes que el propio fuego.

Esto es debido a que mucho de lo que arde en los incendios tiene propiedades tóxicas que nos envenenan. Aparte de impedir que pase el humo, evita que las rutas de escape se llenen de humo y provoquen más muertes.

Aislante térmico 

Estas puertas también evitan que pase el calor y permiten no quemarte si quieres abrirla y está ardiendo. A diferencia de lo que ocurre con las puertas normales, que alcanzan temperaturas muy altas.

Seguridad 

Estas puertas son capaces de ponernos a salvo de las llamas y del humo que se encuentra detrás de ellas. Aunque no aguantan por tiempo indefinido, muchas veces si tienen la resistencia necesaria para que acudan los servicios de emergencias y puedan hacerse cargo de la situación.

Resistencia a las altas temperaturas 

Estas puertas consiguen que su temperatura en caso de incendio este alrededor de 140 a 180 grados y que los marcos de la puerta puedan aguantar hasta los 360 grados. 

Esto impide que la temperatura al otro lado de la puerta suba  y ayuda a que lo que haya detrás no se incendie, ya que para que algo arda no hace falta que esté en contacto directo con las llamas. 

Certificaciones de las puertas cortafuegos

Todas las puertas contra incendios tienen que contar con sus certificaciones acreditadas.  Hay distintos certificados que tienen las puertas que deben cumplirlos.

Hay certificados a nivel europeo e internacional. Los certificados internacionales son los siguientes:

EN 1634

Este certificado significa que la puerta ha superado el ensayo contra la resistencia al fuego y al control del humo.

UL90-120-180

Estos son certificados que dan desde Estado Unidos en los que las puertas cumplen con las normativas que se exigen. Además, pueden resistir al fuego durante 90, 120 y 180 minutos.

Estos son los más requeridos a la hora de poder avalar de manera correcta las puertas contra incendios para que cumplan el más alto estándar de calidad. 

Tipos de puertas cortafuegos 

Las puertas cortafuegos se clasifican según su RF, es decir, su resistencia al fuego. Dentro de las siglas que puedes encontrar a la hora de hablar de puertas contra incendios están las siguientes:

La E significa la integridad que la puerta tiene a la hora de enfrentar a las llamas y al paso del humo.

La I significa la capacidad que tiene la puerta de frenar el paso del calor para evitar que se incendie lo que hay detrás debido a las altas temperaturas.

Dentro de los ejemplos de puertas contra incendios las más conocidas son las siguientes:

  • RF60: estas siglas hacen referencia a las puertas que son capaces de resistir las llamas durante 60 minutos. 
  • EI1 60: esta puerta también resiste las llamas durante 60 minutos, pero además es capaz de resistir el paso de la temperatura del otro lado donde no se encuentran las llamas.
  • EI 90: este modelo además de ser capaz de resistir el paso del fuego de una habitación a otra, también aguanta 90 minutos las llamas.

¿Deben ser homologadas las puertas antiincendios?

Por supuesto que es necesario que las puertas estén homologadas debido a que si no cumplen con los requisitos podrían poner la vida de muchas personas en peligro.

Para lograr el CE (Certificado Europeo) se tiene que hacer a través de la contratación de empresas que tienen la aprobación para realizar las homologaciones de las puertas para los distintos fabricantes.

Mantenimiento de las puertas contra incendios 

Las puertas contra incendios tienen de media una vida útil de mínimo veinte años, por lo que su mantenimiento es de suma importancia. Además, sus precios son bastante altos dependiendo del modelo que quieras colocar.

Este mantenimiento también es importante para que no pierdan su capacidad de frenar las llamas durante el tiempo que dure un incendio. 

Para mantener tus puertas en buen estado te recomendamos que:

  • Revises el estado de la puerta de manera periódica en busca de posibles golpes, roturas, deformaciones o descuelgues.
  • Revisa también los otros detalles que componen las puertas como las bisagras, manivelas, los vidrios en caso de tenerlos, la cerradura y el antipánico.
  • Y, por último, tener controlado que no haya obstáculos en la puerta y la capacidad de auto cierre de la puerta, ya que si se queda abierta no servirá de nada. 

Esperamos haberte podido ayudar con tus dudas respecto a las puertas cortafuegos, desde los beneficios que tienen hasta las características y homologaciones que deben cumplir y su mantenimiento. 

En caso de necesitar más ayuda respecto al tema no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.